Ejercita tus musculos espirituales

Orando sin cesar. 1 Tesalonicenses 5:17



No todo el mundo puede realizar un concierto de violín con una orquesta sinfónica. 


No todo el mundo puede jugar baloncesto profesional o pintar un hermoso paisaje. 

Se requieren dones y habilidades únicas, pero NO es así con la oración.

Cualquier persona puede orar, sin importar género, habilidad o estatura. 

Los unicos requisitos son ser una mujer o un hombre de oración. 

En lugar de un regalo que está en exhibición, la oración es como un músculo que se ejerce. 

Cuanto más ores, más natural se siente y más fuerte te vuelves.
 Cuanto menos ores, más antinatural se siente y más débil te vuelves. 

Los músculos de oración bien entrenados trabajan todo el tiempo. 
Mientras que las personas orantes pueden programar, disfrutan de una rápida conversión dirigida por Dios. 

Cuando manejan ven un accidente de coche, pueden susurran una oracion corta.
Y todo esto ocurre sin mucha previsión, todo se relaciona con un entrenamiento sencillo y espiritual que cualquiera puede hacer.

 Dios, ejercitaré mejor mis músculos de oración ..
Post a Comment