Cuando Dios no te da la sanidad

Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia.
Proverbios 3


¿Alguna vez le has pedido a Dios que te sane y no lo ha hecho?...


Tal vez tu oración fue por otra persona y parece que Dios no esta haciendo  nada. 

Esta en silencio. 


Mientras Dios puede y sana, recuerda que Él no siempre responde a nuestras peticiones con un sí. 


No existe ninguna fórmula que obligue a Dios a hacer nada. 


Eso es lo que lo hace ser Dios. 


Jesús una vez sanó a un hombre discapacitado - pero Él caminó entre una multitud de otras personas enfermas y necesitadas para alcanzarlo.

Por alguna razón, Dios escogió restaurar la salud a uno de los muchos enfermos.
 ¿Por qué? No lo sabemos. 

Pablo, el apóstol a quien Dios usó para sanar a muchas personas, el mismo oró pidiendo sanidad y ayuda de un problema físico o emocional, pero Dios eligió dejarlo con su petición - grande y pequeña. 


Él dice que siempre te oirá. Pero como cualquier buen padre. Su respuesta no siempre sera lo que usted quiera que sea y la razón puede estar por encima de nuestra comprensión y rasonamiento.


 Es entonces cuando debemos confiar en El. 



ORACION: Padre Todopoderoso, te confío todo en lo que respecta a ......... (llena el espacio vacio)


Post a Comment