Fortaleza en la debilidad

Y me ha dicho: Bastate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. El poder de su gracia nos reviste de su fuerza y nos llena de valor para llevar a cabo la obra que Dios nos ha llamado a realizar en su reino aqui en la tierra. Entonces, gocemonos al ser fortalecidos en nuestras limitaciones por medio de su gracia, declarando, junto al apostol Pablo: Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13

A nadie le gusta reconocer sus limitaciones, ya sean de caracter fisico o de cualquier otra indole. Vivimos en una sociedad donde se honra a los fuertes y a los que tienen en sus manos el poder, donde se relegan a un segundo plano a los debiles y a los humildes. Muchas personas aceptan esta realidad como algo normal y correcto. Son los que siempre buscan abrirse paso para llegar a obtener los puestos mas altos y el aplauso de aquellos que se han quedado en el anonimato, los llenos de limitaciones. Los altivos que tal vez necesitan un aguijon en su carne.

Lo que el mundo que nos rodea necesita ver no es el poder de un hombre o de una mujer. Los poderosos no han resuelto el problema principal de la humanidad, su necesidad de salvacion. Solo aquellos que de verdad creen que la gracia de Dios es mas que suficiente para fortalecer su debilida, sometiendose a la perfecta voluntad de Dios para sus vidas, son los que el Señor usa para que repose en ellos el poder de Cristo Ese es el poder que el mundo necesita ver, el poder divino actuando en medio de la debilidad humana. Por eso el apostol decia que de buena gana se gloriaria en sus debilidades ( v. 9). Lo hacia por amor a Cristo.

Cuando traemos nuestras limitaciones y debilidades a los pies de Cristo y dejamos que El nos llene con su gracia fortalecedora, entonces podemos decir "cuando soy debil, entonces soy fuerte" (v 10). Nuestra debilidad se mueve a otro plano para que el mundo pueda ver el poder de Dios a traves de un creyente a quien le basta la gracia de Cristo.

Agradezcamos siempre su gracia eterna.

El mejor remedio para la ansiedad

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os seran añadidas. Mateo 6:33



Estamos ante un mal que esta afectando a muchos. Es el gasto infructuoso de energia nerviosa al cual se le llama de varios nombres: ansiedad, afan, cuidado, preocupacion, tension, estres, en fin, todo cuanto nos lleve a centrar nuestros pensamientos en situaciones sobre las cuales en ocasiones no tenemos control. Lo unico que hace es enfermarnos, amargarnos, llenarnos de cargas que no dan soluciones.

Jesus estaba hablando de nuestras luchas diarias. Los alimentos, el vestido, la salud, en fin, el sustento diario Y nos dejo una pregunta para que reaccionaramos y reflexionaramos. "Y quien de vosotros podra, por mucho que se afane (se llene de ansiedad, se preocupe, y viva en tension) añadir a su estatura un codo?."

Ante esa verdad, el Señor nos deja un remedio, una medicina, una cura: centrar nuestros pensamientos en las cosas espirituales del Reino de Dios.

Que la carga emocional sea buscar las cosas de arriba, no las de la tierra.

Pedro lo dijo de otra manera: "Echando toda vuestra ansiedad sobre el, porque El tiene cuidado de vosotros" ( 1 Pedro 5:7). Aqui la idea es tomar todo lo que nos aflige, preocupa y quita el sueño, y entregarselo al Señor.

Pablo conocia este remedio que dio el Señor, y ahora le dice a los Filipenses "Por nada estes afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oracion y tuego, con accion de gracias"(4:6).

Jesus trato el mal de la ansiedad en una situacion muy comun. Martha servia la mesa, mientras que su hermana Maria escuchaba las enseñanzas del Maestro. Martha se quejo estaba atareada cocinando. Alterada y molesta le reclama a Jesus que se hermana no la ayudaba. (Lucas 10:38-42). El por su parte, nos dejo la leccion por excelencia: "Martha, Martha (ahora ponga su nombre), afanada y turbada estas con muchas cosa. Pero solo una cosa es necesaria: y Maria ha escogido la buena parte, la cual no le sera quitada" Lucas 10:41-42).

Estas ansiosa, afanada, preocupada y/o estresada? El remedio lo dio el Señor: Busque de El, confie en El y pidale a El.


ORACION:
Señor liberame de toda ansiedad que me haga apartar mis ojos de ti..

Cuando Dios no te da la sanidad

Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia.
Proverbios 3


¿Alguna vez le has pedido a Dios que te sane y no lo ha hecho?...


Tal vez tu oración fue por otra persona y parece que Dios no esta haciendo  nada. 

Esta en silencio. 


Mientras Dios puede y sana, recuerda que Él no siempre responde a nuestras peticiones con un sí. 


No existe ninguna fórmula que obligue a Dios a hacer nada. 


Eso es lo que lo hace ser Dios. 


Jesús una vez sanó a un hombre discapacitado - pero Él caminó entre una multitud de otras personas enfermas y necesitadas para alcanzarlo.

Por alguna razón, Dios escogió restaurar la salud a uno de los muchos enfermos.
 ¿Por qué? No lo sabemos. 

Pablo, el apóstol a quien Dios usó para sanar a muchas personas, el mismo oró pidiendo sanidad y ayuda de un problema físico o emocional, pero Dios eligió dejarlo con su petición - grande y pequeña. 


Él dice que siempre te oirá. Pero como cualquier buen padre. Su respuesta no siempre sera lo que usted quiera que sea y la razón puede estar por encima de nuestra comprensión y rasonamiento.


 Es entonces cuando debemos confiar en El. 



ORACION: Padre Todopoderoso, te confío todo en lo que respecta a ......... (llena el espacio vacio)


En medio de la enfermedad


Desde nuestra perspectiva, las enfermedades continuas no tienen mucho sentido.
¿Cómo puede el dolor y el sufrimiento ser buenos?

Igualmente frustrante puede ser nuestro continuo ruego a Dios por alivio mientras Él parece no hacer nada.
Algunas de las personas más piadosas de la Biblia sufrieron enfermedades o enfermedades prolongadas. Job perdió a sus hijos en trágicas muertes, sus pertenencias fueron destruidas, y fue lastimado con llagas dolorosas por todo su cuerpo.
Sin embargo, la Biblia nos dice que Dios lo consideró "inocente y recto"

Un joven pastor llamado Timoteo sufría de problemas estomacales frecuentes, pero segun nuestro conocimiento nunca experimentó alivio de ese dolor.
Esto nos dice que no podemos hacer una correlación directa entre la piedad y la enfermedad.
Debemos esta en paz con el hecho de que las personas piadosas sufren.
Nunca te canses de pedirle a Dios que te sane a ti o alguien cerca de ti que amas.
Pero a medida que traigas tu petición, pide también que tus ojos se abran a su bondad y luego confia en que Él está realmente haciendo algo bueno enmedio de la enfermedad. ORACION: Dios abre mis ojos para ver tu bondad en medio de ........... (completa el espacio vacio)