Puedes controlar el sufrir

Jesus dijo: En el mundo tendreis afliccion, pero confiad, Yo he vencido al mundo.

Desgraciadamente tengo que decir que el dolor y sufrimiento forman parte de la vida.

El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional. Podemos aprender a evitar el sufrimiento innecesario y aprender a disminuir el dolor que es inevitable.

No se que sera mas dificil, estar sufriendo tu mismo, o ver a alguien a quien amas, sufrir.
 Por lo general, cuando estamos enfocados en nuestro dolor y sufrimientos, nos ocupamos tanto en sufrir que no tenemos tiempo para levantar la mirada y buscar ayuda, ni para ver a alguien mas sufrir.




No hay nada mas grande que el Poder de Dios...


No permitas que el peso de tus problemas te desanime, recuerda, si tu no tienes todas las respuestas, Dios si, El todo lo sabe! Confia ♥



Mira las Señales

El prudente ve el mal y se esconde, Pero los simples siguen adelante y son castigados.
Probervios 22:3

Dios siempre pondra señales en nuestro camino, pero no siempre estaremos dispuestos a detenernos y obedecer.
No estamos solos en el camino, Dios envia a su Santo Espiritu, para guiarnos en la vida, consolarnos y mostrarnos el camino a seguir, sin embargo muy frecuentemente no seguimos las señales de peligro, y cuando nos damos cuenta nos hemos metido en un callejon sin salida, es entonces cuando recurrimos al Todopoderoso y clamamos, Seños, sacanos de aqui, abre camino para Mi. Muestrame la senda correcta.
Estaba delante de nosotros!
Otras ocasiones tomamos atajos, recuerdan estos pueden ser muy atractivos, por lo general son caminos mas cortos, donde pensamos ahorrar tiempo y recursos, mas no es asi, en los caminos de Dios no hay atajos, hay un solo camino para llegar al cielo y es Cristo Jesus.

Todos lo caminos que el mundo nos ofrecera son camino de mal, destruccion y muerte.
Nos ofreceran distraccion, felicidad (momentanea) soluciones instantaneas, pero no son verdad.
Hay una sola Verdad y es Cristo Jesus.

El dijo: Yo soy el camino, la Verdad y la Vida. Nadie viene al Padre sino por Mi.
Juan 14:6